miércoles, 16 de enero de 2013

Para Alba Flores Robla

Creo que no ha sido hasta hoy por la mañana cuando me he dado cuenta de verdad de lo que siento por ti. Estábamos en el portal y una señora ha abierto la puerta pero no ha entrado, se ha girado y con una sonrisa ha esperado a que su hijo pequeño, al que solo se le veía la cara debajo de la capucha, ha llegado corriendo. Me he quedado mirándolos sabes ?, me he quedado sin poder decir una sola palabra y luego te he mirado, y es entonces cuando me he dado cuenta de qué es lo que siento por ti de verdad. Siento que no quiero vivir sin ver como te ríes, sin ver como lloras; tampoco sin ver como me miras o simplemente viéndote llegar desde el final de la calle, desde el portal, desde la puerta. Tampoco lo quiero sin ver cómo te sientas en el suelo para quitarte las botas, como te pones la capucha cuando llueve, como te quitas el pañuelo del cuello. No podría vivir sin verte mirar al vacío, sin oírte respirar, hablar, gritar... sin sentirte conmigo, sin saber que estando contigo el resto del mundo que nos rodea deja de existir por un momento. Que somos ( tú y yo ) y luego el resto del mundo. Que no quiero dejar de ver como se te iluminan los ojos si te regalo una flor, o cómo deslizas luego los dedos por los pétalos mientras que la observas, que quiero poder regalarte todas las flores que una vez secas coloques en tu pared, que las mires y pienses que te quiero. Que no habrá ninguna otras manos que se acoplen a las mías como lo hacen las tuyas, ni ninguna me dará el mismo calor, ni ninguna significará tanto para mi. Que no se puede decir que te quiero, por que no es quedarse corto, si no que resulta insultante el pensar que es solo eso. Te necesito de la misma manera que necesito respirar, de la misma manera que necesito beber, creo que no podría si quiera sobrevivir sin ti; que no quiero sobrevivir sin ti. Que quiero que tú seas la madre que espera al niño sosteniéndole la puerta, que te quiero a ti, a todo lo que representas; a todo aquello que hace que mi mundo sea más mundo y que todo lo que hay en él tenga un sentido. Eres mi todo en este mundo, todo, con lo que eso significa.

                                                                                                         - Te quiero -

sábado, 12 de enero de 2013

CARTA

Hola :

Se que la ocasión no es la más propicia para escribirte pero bueno, no me importa, necesitaba hacerlo. ¿Alguna vez has sentido como algo que quieres se desvanece poco a poco ? yo si, de la misma manera que un niño observa cómo se derriten los escasos centímetros de nieve de la acera que han caído la noche anterior y que no impedirán al autobús del colegio llegar a la parada. De la misma manera que lo hacen las flores en los cementerios, ojalá se mantuvieran siempre bonitas y alegres para poner un poco de color a un lugar tan triste, tan silencioso, tan... Pero es que también lo siento de la misma manera que se escapa la vida de un enfermo terminal, de forma que puede estirar los brazos, ponerse de pie, gritar, correr o llorar, salir persiguiéndola de la habitación, que no, no va a volver. Ya que yo me siento como ese enfermo que pierde la vida. Es esa impotencia por no poder hacer nada, por ver como algo muere delante de tus narices sin poder siquiera intentar arreglarlo. Ya lo he dicho muchas veces, que no estoy hecho para vivir esta vida, y en verdad es así, no lo estoy. ¿sabes ? solamente había una cosa que me hacía sentir como una persona más y es eso mismo lo que poco a poco va abandonándome. Yo no quiero otra cosa que no sea disfrutar de todos los momentos, de todas las sensaciones, de todas esas cosas especiales que siempre he querido tener y que tenía. La necesito conmigo, aquí, ahora, hoy, mañana y siempre y a la mierda todas y cada una de trabas que aparezcan.

martes, 8 de enero de 2013

Es posible que simplemente me haya dado cuenta de que mi nombre ha dejado de ser mi nombre si no se escribe junto al tuyo.

martes, 1 de enero de 2013

Alba

  Cada día que pasa me doy más cuenta aún si cabe de la suerte que tengo de estar con ella. No podría estar más enamorado de esa persona que lo significa absolutamente todo para mi. Lo es todo, todo lo importante y todo aquello que me lleva a querer pasar un día más. Te quiero Alba Flores Robla, más de lo que podría llegar a querer a nadie nunca y de esa manera que me haría imposible la supervivencia sin ti. Ojalá estemos así para siempre.












Mon Tout.
My all.
Il  mio tutto.
Mi todo.




TE QUIERO.