jueves, 30 de junio de 2011

Trenes




Hoy se fue el que vino




y no se si querrá volver




dice que olvidó el camino




no se quiere perder








Se desespera en el sofá




deseando estar ocupado




para no pensar en el pasado




que tanto le hace llorar








Desengaños caducos




se lamenta por no ver




lo que una vez pudo




y nunca llegó a ser








Triste y efímera existencia




vive para el olvido




sin pensar en lo perdido




masoca sin conciencia








Abatieron sus alas




a golpe de balas




desde los oscuros trenes




que perdió en el andén.




7 comentarios:

  1. Hola Navarro, un tren muy interesante el tuyo…
    A mi los trenes me encantan, en uno conocí a mi marido, pero era un tren de encuentros, y fue fantástico, tu tren es diferente. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Precioso. Me has emocionado. Para mí la vida es como un viaje en tren. Siempre viajando, sin querer bajar al andén.
    Tus versos me han hecho sentir tu resentimiento hacia alguien que sabes que pudo, pero que su indecisión no le dejó ser...
    Si es alguien cercano a tí, no lo tomes como ejemplo. Tú subete a todos tus trenes, con decisión y sin arrepentimiento porque hasta de los malos viajes se termina aprendiendo.
    No pares de aprender, porque ésto, solo ésto, te ayudará a crecer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Si un tren se escapa se puede tomar otro o, en su defecto, un avión y ¿quien sabe? igual había un motivo poderoso para que el destino le hiciera escaparse.

    Preciosa poesía.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hoy traen tus letras olor a añoranza, abatimiento y soledad; aún así el lector se va satisfecho.
    Un abrazo, poeta amigo.

    ResponderEliminar
  5. Menudo éxito tienes ya :)

    Puedo volver a firmar!!

    ResponderEliminar
  6. igual que se pierde un tren, pasan otros que se pueden coger, bonita poesia vas como el champan mejorando con el tiempo, animo y a seguir asi

    ResponderEliminar